Vivir el discipulado

Vivir el discipulado es un plan de estudios para todas las edades. Está diseñado para ayudar a individuos y comunidades encontrar lo que el apóstol Pablo pidió en su plegaria por los efesios: Dios revelado en Jesucristo.

Vivir el discipulado está estructurado en tres cursos separados. Cada uno de estos cursos se puede enseñar durante un año lectivo como clases de formación o como curso de escuela dominical, ya sea con grupos grandes o pequeños.

Exploremos La Biblia Exploremos la Biblia: Con un formato claro y fácil de estudiar, este curso sigue la vasta historia de amor extraordinario que Dios siente por nosotros, sus hijas e hijos. Cada semana los participantes estudian pasajes de la Biblia que han sido elegidos y condensados para que sean fácil de leer.


Practiquemos nuestra fe: Este curso recorre El Libro de Oración Común, el año litúrgico, los sacramentos de la iglesia, los hábitos de la oración diaria, y las enseñanzas del cristianismo anglicano.


 Viviendo El DiscipuladoSantas y Santos, una celebración: Los participantes aprenderán acerca de más de 26 monjas, monjes, misioneros, misioneras, profetas y evangelistas que figuran en el calendario de la Iglesia Episcopal.


 

Se puede presentar uno o más de estos cursos en cualquier orden. Cada curso contiene 26 lecciones. En español, tenemos disponible el componente para adultos y jóvenes; el componente para niñas y niños todavía no ha sido traducido.

Estos cursos se han diseñado para ser usados en programas de formación o escuela dominical, y cada sesión dura aproximadamente una hora. Cada curso contiene 26 lecciones, de modo que “Vivir el discipulado” puede ser un programa de formación para una misión o parroquia durante un año lectivo entero. Las lecciones son, sin embargo, fáciles de adaptar: se pueden enseñar independientemente la una de la otra o reorganizar en cualquier orden. De este modo, las congregaciones pueden elegir usar ciertas lecciones solamente para parte del año o algún tiempo particular.

Estos cursos también podrían usarse para clases de verano o en una clase que no se enseñe los domingos por la mañana. Varias lecciones podrían combinarse para un programa de fin de semana. Este programa se puede adaptar a un sinfín de posibilidades. Debido a que el programa puede adaptarse a una clase juvenil, es posible presentarlo de manera que los adultos y los jóvenes reciban la misma lección el mismo día, y así las familias pueden conversar en casa sobre lo que aprendieron en la iglesia.

“Vivir el Discipulado” se diseñó con el generoso apoyo del Fondo Constable y se puede descargar gratuitamente.

Para descargar el curso o comprar los libros que lo acompañan, visita nuestro sitio web.